Retos pendientes en la política de responsabilidad social corporativa.

La mayoría de las grandes empresas, a fecha de hoy, aplican políticas de RSC, de hecho, esta política es obligatoria para empresas demás de mil empleados. Por otro lado, estas grandes corporaciones cuentan con los recursos y conocimientos suficientes como para afrontar las nuevas recomendaciones que se recogen en la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas.

EERSE

Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas, que deseen comprometerse con esta política, deben afrontar mayores dificultades por estar pensada y elaborada pensando en grandes corporaciones. Debería tenerse en cuenta el tamaño, recursos, etc., de las pymes y darles la importancia merecida en cuanto que conforman el tejido empresarial sobre el que se sustenta la economía nacional. No estaría de más, elaborar de manera paralela un plan de acción sobre la base de su idiosincrasia.

Se echa igualmente de menos, en este Plan un cuadro con indicadores concretos y bien definidos que permita cuantificar la evolución en el tiempo, la corrección, la eficacia y la bondad de las medidas adoptadas en este marco.

En cualquier caso, es un buen dato estar caminando ya en el contexto de la deseabilidad de las buenas prácticas empresariales para con la sociedad como un paradigma de entender la actividad laboral y no únicamente para evitar sanciones.

 

Rebeca Rodríguez Escudeiro.

Socia Directora de CNI

© 2014 Asociación Española de Profesionales de Recursos Humanos